Avanza el Centro Guadalupano de Mérida

Generoso apoyo empresarial

Fernando Ojeda Llanes (*)

En mis artículos anteriores les he platicado sobre mis experiencias en el área financiera y económica de las empresas, así como los aspectos fundamentales de la profesionalización de una empresa familiar. Cierto que el principal objetivo de las empresas es la obtención de utilidades, pero no se queda atrás el desarrollo de valores, es decir, la aplicación de la parte social para un bienestar colectivo.

Podemos inferir que las empresas que tienen fines de lucro ofrecen su servicio a la comunidad con la creación de empleos y, por tanto, la generación de bienestar para las familias proporcionándoles los ingresos para su subsistencia, pero es indudable que si los empresarios que forman estos entes económicos no tuvieran valores humanos difícilmente los podrían trasmitir a su organización y promover en sus ejecutivos y empleados la aplicación de los mismos.

Mi experiencia al observar la aplicación de los valores humanos en las empresas es bastante amplia, pues me ha tocado conocer empresarios con valores muy restringidos, pero también he conocido empresarios con muy altos valores humanos.

Como parte de esos valores, toda empresa como conjunto tiene una “Responsabilidad Social” que consiste en una integración voluntaria de las preocupaciones sociales y del medio ambiente en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores. La tendencia internacional propone que la responsabilidad social de las empresas va más allá de los accionistas y alcanza también a todas las personas involucradas en el ámbito de los negocios. En toda empresa debe existir una filosofía sana y un código empresarial que promueva valores éticos.

El Centro Guadalupano de Mérida es una institución sin fines de lucro que se construye para prestar servicios de promoción social a personas de la tercera edad, niños y jóvenes de la parte poniente de esta ciudad. Albergará al campus Mérida del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos, única sede fuera de la ciudad de México que depende de la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe. Sus objetivos son continuar con las investigaciones del Acontecimiento Guadalupano y difundirlo a todo el mundo. El pasado 11 de septiembre Su Excelencia Monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzurán, arzobispo de Yucatán y gran guadalupano, inauguró lo que es la primera de tres etapas de las que constará este Centro.

Como parte integrante del comité de construcción y representante en Mérida del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos, conocido con las siglas de ISEG, fui testigo de los grandes valores humanos de las empresas de Yucatán y la aplicación de sus principios de responsabilidad social. Muchas empresas y personas cuyos nombres emitiré en futuros escritos han colaborado con nosotros proporcionándonos materiales, mano de obra y dinero en efectivo para terminar esta primera etapa.

Otro pequeño grupo de personas -empresarios, profesionales y padres de familia que constituyen nuestro patronato de construcción- han aportado tiempo, dinero y mucho esfuerzo para la realización de esta maravillosa obra. El resultado es un bello y funcional edificio situado en la avenida 2000 con calle 128 del fraccionamiento Yucalpetén.

El Centro Guadalupano ya está en operación, aun antes de su construcción. El próximo 27 de septiembre recibiremos la visita de monseñor Eduardo Chávez Sánchez, director general del ISEG, quien inaugurará el Salón de Cursos y Conferencias impartiendo un Curso Guadalupano.

La sociedad de Yucatán es generosa, nos ha apoyado en forma continua participando y colaborando en los eventos que hemos realizado para la captación de fondos. Pero seguimos, ahora viene la segunda etapa que consistirá en más salones de actividades y una bella capilla.

Se menciona que en México hay 80% de católicos, pero 100% de guadalupanos, es indudable, porque la intervención de la Santísima Virgen de Guadalupe desde su aparición en el Tepeyac acude a quien le pide su intervención. Tenemos prueba física de su santa intervención al presentar a toda nuestra sociedad la primera etapa del Centro Guadalupano, ha movido los corazones de todos los que nos apoyaron y que se presentan ante nosotros y nos preguntan:¿Qué necesitan? ¿Cómo podemos ayudar? ¿les enviamos blocks, cemento, acero, pintura? La Virgen de Guadalupe dio a San Juan Diego un mensaje para todos nosotros, pero ese es otro boleto que mencionaré posteriormente.- Mérida Yucatán.

ferojeda@prodigy.net.mx

—–

*) Representante del Campus Mérida del ISEG

»Se menciona que en México hayun 80% de católicos, pero 100% de guadalupanos,es indudable…

octubre 15, 2016|Diario de Yucatán|
  • Por favor no dudes en ponerte en contacto con nosotros respecto a la compra del Libro solo llenando el siguiente formulario.
    Recibirás una respuesta dentro de los próximos 3 días hábiles.