Pruebas matemáticas en los ojos de la Virgen de Guadalupe

Al constituirse en México el Instituto Superior de Estudios Guadalupanos, fui invitado por su rector Monseñor Dr. Eduardo Chávez Sánchez a formar parte de su Consejo consultivo de investigación científica. Monseñor Chávez me solicitó que utilice las matemáticas en mis próximos estudios en virtud de que es una de las ciencias que no se había aplicado a la Imagen de la Virgen de Guadalupe.

Para comenzar con la aplicación de las matemáticas acudí a repasar las fuentes fundamentales de los estudios de ésta ciencia y precisamente partiendo de los científicos griegos tales como Pitágoras y Euclides y los de la edad media Luca Paccioli y Leonardo Fibonacci.

Pitágoras le denomina a las matemáticas “El Quatridium” y menciona que consta de los siguientes cuatro elementos: Aritmética, Geometría, Astronomía y Música. Por tanto para cubrir con las líneas de investigación habría que incursionar en los cuatro.

Para iniciar con la Aritmética, les menciono que tuve el gusto de conocer al Dr. José Aste Tonsmann que en una sesión privada en el instituto Superior de Estudios Guadalupanos (ISEG) nos presentó el resultado de sus investigaciones al haber encontrado en los dos ojos de la Imagen a trece personajes.  Después de ver su presentación y hacerle varias preguntas, quedé muy interesado de la parte matemática en donde menciona que hizo una correlación y que el resultado fue cerca de 99%.

Debido a que algunos opositores criticaban los estudios del Dr. Tonsmann mencionando que lo que veía eran manchas y que se trataba de ilusiones ópticas parecidas a las que vemos en las nubes que forman diferentes figuras flotando en el cielo, todo esto me brindó la oportunidad de aplicar las matemáticas, de tal manera que le solicité al Dr. Tonsmann copia de las fotografías de las amplificaciones de los dos ojos donde se ven los personajes, me las proporcionó  y utilicé para efectuar un mapeo tomando las medidas de distancia de cada uno de los trece personajes y sus respectivos tamaños en milímetros,  el mapeo respectivo lo realicé por cada uno de los dos ojos porque las posiciones y tamaños como se observan los citados personajes son diferentes, en virtud de que la virgen tiene inclinada su cabeza hacia su derecha y es obvio que los personajes que aparecen en sus ojos tengan posiciones y tamaños diferentes en cada ojo.

Realizadas las medidas en un mapa de cada uno de los ojos y las escenas respectivas, apliqué la fórmula estadística de la correlación matemática de Pearson considerando como variable “x” los datos de las medidas en milímetros del ojo derecho y como variable “y” las del ojo izquierdo. El resultado de la correlación fue de 98.45%.

Este resultado fundamenta que no son manchas ni ilusiones como en las nubes, sino que son personajes porque prácticamente empalman en forma matemática los tamaños y distancias del ojo izquierdo con los del ojo derecho. Si fueran manchas, es imposible que éstas tengan una proporción perfecta en su distancia y tamaño en los dos ojos. Se puede concluir que los  personajes del ojo izquierdo son los mismos del ojo derecho en tamaños y distancias.

La pregunta es: ¿Quién podría ser capaz de pintar y en cada uno de los dos ojos en forma milimétrica a trece diferentes personas que tengan la misma distancia y tamaño entre sí? Lo dejo a su imaginación.

El estudio completo realizado puede consultarse en mi segundo libro titulado “Decodificando el Tepeyac” de Editorial IVE Press.

octubre 8, 2016|Proyectos actuales|
  • Por favor no dudes en ponerte en contacto con nosotros respecto a la compra del Libro solo llenando el siguiente formulario.
    Recibirás una respuesta dentro de los próximos 3 días hábiles.