“La Sábana Santa y la Resurrección”

 

La única copia certificada que existe en Latinoamérica de la Sábana Santa, misma que se expone en el Centro Guadalupano de la Avenida 2000 de esta ciudad

“La Sábana Santa y la Resurrección”

Martes, 11 de abril de 2017 – Edición impresa
Fernando Ojeda Llanes (*)

Se inicia la Semana Santa y como cada año toda la comunidad católica la celebra en conmemoración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo Nuestro Señor.

 

Durante toda la semana percibimos de nuevo en nuestro interior todo lo que Cristo sufrió durante su Pasión.

Comunico a Yucatán una extraordinaria noticia y es que precisamente en Mérida, en el Centro Guadalupano situado en la Avenida 2000 tenemos una copia fiel, tamaño natural y certificada de la Sábana Santa de Turín en donde se puede observar todas las huellas de la Pasión y sobre todo una prueba fehaciente de la Resurrección, les invito a visitarla durante esta Semana Santa. Confirmen con sus propios ojos:

Las huellas de la flagelación y la coronación de espinas

Evangelio de Juan 19.1.- “Entonces Pilato ordenó que lo azotaran”

Podrán ver el pecho, las piernas, la espalda y todo el cuerpo de Cristo con las huellas del látigo que utilizaron los romanos para la flagelación, hasta se pueden contar los azotes que recibió.

Evangelio de Juan 19.2.- “Los soldados prepararon una corona de espinas y se la pusieron en la cabeza”.

Se perciben con claridad las heridas de las espinas no sólo en la frente, sino en la parte alta de la cabeza y en la nuca porque los científicos han comprobado que no fue una corona sino un casco de espinas. Podrán ver también un modelo de dicho casco y fotografías de las plantas de las espinas que florecen solo en Israel.

La cruz a cuestas

Evangelio de Juan 19.17.- “Se hicieron, pues, cargo de Jesús quien, llevando a hombros su propia cruz, salió de la ciudad hacia un lugar llamado La Calavera (que en lengua de los judíos se dice Gólgota).

Podrán ver con toda claridad las huellas de las magulladuras que causó el madero en sus dos hombros y en las rodillas como resultado de las caídas con la cruz a cuestas.

La crucifixión

Evangelio Lucas 23.33.- “Cuando llegaron al lugar llamado La Calavera, crucificaron allí a Jesús…”

Se observan claramente las huellas de las heridas de los clavos tanto en las muñecas como en los pies.

La lanzada

Evangelio Juan 19,31.- “Como era el día de la preparación de la fiesta de pascua, los judíos no querían que los cuerpos quedaran en la cruz aquel sábado, ya que aquel día se celebraba una fiesta muy solemne. Por eso pidieron a Pilato que ordenara romper las piernas a los crucificados y que los bajaran de la cruz”. 19.32.- “Fueron, pues los soldados y rompieron las piernas a los dos que habían sido crucificados con Jesús”. 19.33.- “Cuando se acercaron a Jesús, se dieron cuenta de que ya había muerto, por eso no le rompieron las piernas”. 19.34.- “Pero uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y, en seguida, brotó del costado sangre y agua”.

Podrán ver la enorme herida de la lanzada en su costado derecho y las huellas de sangre y agua que brotaron de tal herida.

La sepultura

Evangelio Marcos 15.42 “Al caer la tarde, cuando era la preparación de la pascua, es decir, la víspera del sábado” 15.43 “Llegó José de Arimatea, que era miembro distinguido del Consejo de Ancianos y esperaba el reino de Dios, y tuvo el valor de presentarse a Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús”. 15.44.- “Pilato se extrañó de que hubiera muerto tan pronto y, llamando al oficial romano, le preguntó que si había muerto ya”. 15.45.- “Informado por el oficial romano, entregó el cadáver a José”. 15.46.- “Este compró una sábana, lo bajó, lo envolvió en la sábana, lo puso en un sepulcro excavado en la roca y tapó la entrada del sepulcro con una piedra”.

La Sábana Santa que tenemos en el Centro Guadalupano es la única en México certificada por el grupo de científicos que realizó las investigaciones en Turín “Equipo Sturp”, copia fiel y auténtica impresa en Estados Unidos en tela de canvas o lino, podrán ver el Certificado respectivo.

La Resurrección

Evangelio San Mateo 28.1.- “Pasado el sábado, al alborear el primer día de la semana. María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro”. 28.2.- “De pronto se produjo un gran terremoto, pues un ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose, hizo rodar la piedra y se sentó encima de ella.”. 28.3.- “Su aspecto era como el relámpago y su vestido blanco como la nieve”. 28.4.- “Los guardias atemorizados ante él, se pusieron a temblar y se quedaron como muertos”. 28.5.- “El ángel se dirigió a las mujeres y les dijo –Vosotras no temáis, pues sé que buscáis a Jesús, el Crucificado. 28.6.- No está aquí, ha resucitado, como lo había dicho. Venid, ved el lugar donde estaba”.

La prueba máxima de la Resurrección de Jesucristo podrán admirarla al ver la Sábana Santa, los científicos no han podido explicar cómo se imprimió el cuerpo en la tela, solamente dicen que fue “un leve chamuscamiento” por no decir que fue la energía de la Resurrección.

El Domingo 16 de Resurrección a partir de las 9 de la mañana, lo festejaremos en el Centro Guadalupano colocando la Sábana Santa en el salón grande de abajo a la vista de toda la comunidad para que puedan admirarla. Quedan todos invitados.

Representante en Mérida del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos.

– See more at: http://yucatan.com.mx/imagen/la-sabana-santa-la-resurreccion#sthash.93UGVOjb.dpuf

abril 18, 2017|Diario de Yucatán|
  • Por favor no dudes en ponerte en contacto con nosotros respecto a la compra del Libro solo llenando el siguiente formulario.
    Recibirás una respuesta dentro de los próximos 3 días hábiles.